Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Hasta los huevos..

Imagen
Estoy hasta los huevos del futbol. Aquello que fue para mi lo más interesante de la vida y por lo que me desvivía de joven se ha convertido en algo que ni se le parece.

Que este mundo se ha podrido poco a poco y ahora se convierte en un medio para negocios y fines que desde luego no son los deportivos, lo ve hasta un ciego.

El ganar por encima de todo y el egocentrismo de la mayoría de jugadores y pájaros que revolotean en este mundo, convirtiéndose en verdaderos maniquíes  del balón redondo me hace pensar que esto no es lo que a mi me gustaba.

Cuando te sientas a ver un partido de Primera División, tienes más tiempo en deleitarte con los peinados y tatuajes de las figuras y menos figuras, que a veces el solo hecho de mirar te produce una especie de duda y hasta no sabes si vas a ver un partido de futbol o un pase de moda en una pasarela.

Fijaros que a mi, personalmente me parece que los árbitros son los menos gilipollas de todos y que son de los pocos de este mundillo que tienen amor a l…

Jovencitas hijas de puta...

"Supongo que a muchos se les habrá olvidado ya, si es que se enteraron. Por eso voy a hacer de aguafiestas, y recordarlo. Entre otras cosas, y más a menudo que muchas, el ser humano es cruel y es cobarde. Pero, por razones de conveniencia, tiene memoria flaca y sólo se acuerda de su propia crueldad y su cobardía cuando le interesa. Quizá debido a eso, la palabra remordimiento es de las menos complacientes que el hombre conoce, cuando la conoce. De las menos compatibles con su egoísmo y su bajeza moral. Por eso es la que menos consulta en el diccionario. La que menos utiliza. La que menos pronuncia.Hace dos años, Carla Díaz Magnien, una adolescente desesperada, acosada de manera infame por dos compañeras de clase, se suicidó tirándose por un acantilado en Gijón. Y hace ahora unas semanas, un juez condenó a las dos acosadoras a la estúpida pena -no por estupidez del juez, que ahí no me meto, sino de las leyes vigentes en este disparatado país- de cuatro meses de trabajos socioeduca…