España, Catalunya, el Barça y la independencia.




Es difícil el tema, estamos en una época de discusiones sobre si España es una nación o Catalunya era una nación y si Madrid como capital de las Españas le está robando descaradamente a los catalanes su bienestar y todo lo que se ponga por delante.

Yo, la verdad no tengo ni idea de lo que está sucediendo. Lo que sí creo por lo que veo día a día, es que la disyuntiva de la consulta debe ser algo de primer orden cuando sustituye a los problemas, bastante graves creo yo, como son el paro, el fraude o la pérdida del bienestar que se había conseguido hace unos años.

La  historia que se escribe no sabemos por quienes, tiene hecho un lio al personal y aquí cada uno se agarra a la crónica que más le interesa para defender su postura ante esta disparidad de conceptos de unos y de otros. Yo solo digo que si la historia del futbol se va a escribir tomando como base los años de opiniones y crónicas de los narradores actuales, ya está clara, en futbol el Real Madrid volverá a ser historicamente el mejor equipo del siglo y Ronaldo, el Di Stefano de la época con una diferencia abismal, además del más guapo y el más atlético de la Tierra.

Y ahí estamos, sin saber que es verdad y que es mentira en todo esto.

Ni se me ocurriría a mí a entrar en discusiones sobre las raíces de Catalunya, y menos las de España, primero porque no tengo ni idea y segundo porque me considero lo suficientemente inteligente como para creer en la historia de uno sobre la de otro.

A estas edades uno solo cree en lo que ve, jamás en lo que se les cuenta.

Ahora bien, y como he dicho otras veces, el sentido de la patria lo tengo totalmente descartado de mi forma de pensar, es más tal y como se ha desarrollado mi vida no doy ni una gota de sudor por nadie que no sea alguien que conviva conmigo en los mismos techos que yo, así que por una bandera, un himno o un territorio, ya me contareis.

Eso sí deseo que la gente sea feliz, que no se hagan daño entre unos y otros, y por eso quiero que dejen decidir a los pueblos la forma en la que quieren convivir y no obligar a nadie a estar donde no quiere.

Pero claro, los intereses, siempre los intereses políticos de unos y otros ensucian los deseos del pueblo llano, intoxicando lo realmente perseguido por la gente llana.

Y esto no hay quien lo solucione.

Las democracias se pueden convertir en las mayores dictaduras, solo con que los representantes de los pueblos se conviertan en dictadores autoritarios desde las poltronas que los cubren de bienestar y riqueza casi sin mover un dedo. Después, con crear leyes que los protejan durante mucho tiempo ya está, ya han hecho que una democracia sea peor que Franco en persona.

Solo así se puede uno explicar que políticos que catalogaban la independencia como algo cutre hace unos años, ahora, quieran y luchen desesperadamente por ella, anteponiéndola a cualquier otro problema de su tierra.

Así que yo creo que cuando un montón de gente, engañada o no, sale a la calle para pedir algo, hay que hacerles caso, pero ya.

Que decidan y que sea lo que sea, y que vaya bien o mal habrá sido por deseo de la mayoría y nadie podrá echarse nada en cara.

Solo una cosa quiero.

Que el Barça se mantenga en nuestra Liga, más que nada para que pueda seguir viendo a los Messi, Iniesta y compañía, y es que cualquier otro partido en el que no participe alguno de estos monstruos no me dura ni quince minutos sin cambiar de canal.

Por lo demás, suerte a los catalanes, que elijan bien su destino y que después les vaya de puta madre en donde aterricen.


De corazón lo digo.


Comentarios

  1. Bien explicado, Paco, rezumando cierta tristeza pero coincido. No estoy por dar sangre ni siquiera sudor por nadie ajeno, y menos por badneras y patrias, que todas me son ajenas.
    En mi blog he intentado siempre(y cuando estaba en otro decia lo mismo) respetar las opiniones de unos y otros, pero pidiendo que sean los catalanes los que decidan su futuro.
    Pero nada de referendum no vinculante, vinculante al maximo, y con las condiciones que quieran pactarse, si es el 50% mas un voto, perfecto.

    En lo que no creo que podamos ver es al Barça en la liga española. Si ahora estan como estan los arbitrajes, no quiero imaginarme con unos catalanes extranjeros.

    Abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  2. Joder Paco, pero si tu no eres del Barça ¿o si?
    A ver si te aclaras ;-)

    Pues yo coincido en casi todo contigo. Siempre digo que soy universal, del Universo.
    No me siento más catalán que español ni más español que catalán. No seré yo el que mueva un dedo por ningún territorio.

    Lo que no tengo tan claro es quien debe votar.
    Que vote el pueblo, si, muy bien, pero que zona geográfica abarca ese "pueblo"?
    Si teóricamente deben votar todos los afectados pues, en mi humilde opinión, los afectados son todos los españoles. Tenemos una historia detrás que no podemos ignorar.
    Esto no es como un matrimonio, como nos pretenden vender. Aquí no puedes repartir mitad y mitad y todos tan contentos.

    No se, Paco, pero este tema es complejo y no me creo ni a los unos ni a los otros.

    Que hagan lo que quieran y yo ya procuraré que a mi y a los míos no me afecte.

    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de ser del Barça, pues ya sabes, que te voy a contar a ti. En cuanto a esto pues la verdad yo no sé que es lo que ha pasado, pero ha pasado y lo cierto es que ya se huele hasta odio de una y otra parte y eso lleva a pocos sitios buenos. En fin, esperemso que haya cordura.

      Eliminar
  3. Lo de traducirlo a 4 idiomas es nuevo, no?
    Siempre digo que lo que me preocupa es el dia siguiente no lo que paso hace 300 años

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un homenaje a nuestras lenguas. Y si el presente y el futuro es lo que deberia interesarnos, siempre aprendiendo de lo sucedido antes.

      Eliminar

  4. Paco, Había empezado a escribir una disertación de estas gigantes de las mías, pero honestamente es llover sobre mojado, sería demasiado extensa para todo lo que hay que decir y sería buscarme un berenjenal que no deseo...

    Lo cierto es que las sociedades no avanzaran mientras sigan buscando culpables en vez de buscar soluciones.

    Cuando se toman decisiones a partir de lo primero (buscar culpables) nunca pueden ser buenas para nadie, eso es lo más sencillo que puedo decir de todo esto.

    Por que aquí lo que menos ha importado son los derechos (o no) historicos, los derechos (o no) del pueblo, ni mucho menos los que es correcto (o no). Todo el debate de bando y bando se ha basado en un reparto de culpas.

    Por tanto el resultado no es más que un completo disparate que pagaran los ciudadanos.

    Y eso es uno de los asuntos si luego ya nos metemos en berenjenales que se avecinan con los de Potemos... ya se me quitan las ganas hasta de pensar.... en fin...

    Si hubiera menos "buenismo" más seriedad en esta sociedad tan infantil que tenemos, quizás y solo quizás nos convertiriamos en la sociedad adulta que deseamos...

    un abrazo mi estimado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es mejor estarse calladito, por si te entra alguna mosca en la boca, jajajaj. Saludos amigo.

      Eliminar
  5. Coincido contigo en todo, incluso en lo del Barça...pero si se da lo de la independencia creo recordar que algún dirigente dijo que se apuntarían a la liga francesa (¿porque la ven mas asequible?)... Yo tampoco daría una gota de mi sangre (ni de la de nadie) por una bandera, un himno o una nacionalidad...siempre creí en un mundo sin fronteras, cuanto más sin naciones... Pero es lo que hay... Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, por desgracia, es lo que hay y a joderse toca....

      Eliminar
    2. Efectivamente, hermano de Paco :):) yo tambien coincido con vosotros. La vida es tan bonita y cuando nos vamos dejando los 50 cada vez mas lejos, como para discutir por un terreno o una bandera.
      Abrazo, gente

      Eliminar
  6. Lo que de verdad me apena profundamente es que la gente de buena voluntad no ve que tras toda esta "movida" independentista se esconden motivos más prosaicos de los que nos venden sus protagonistas (da igual del bando que sean).
    Todo se reduce a una lucha por la cúpula del PODER (político o económico, que a veces se confunden). El tan manido "quítate tú para ponerme yo".
    Unos no quieren soltar la presa; y otros aspiran a hacerla suya, para repartir las tajadas a su antojo.
    Todo lo demás que nos vendan como argumentos justificatorios (históricos, económicos, lingüísticos, sociológicos, etc. etc.) me suenan a milongas.
    Lo que también tengo muy claro es, como cantaba Brassens:

    "Cuando la fiesta nacional
    yo me quedo en la cama igual
    que la música militar
    nunca me supo levantar.
    En el mundo pues,
    no hay mayor pecado
    que el de no seguir
    al abanderado...".

    Referente al Barça, yo sigo al equipo, desde mi infancia, por SU FÚTBOL y sus futbolistas, no por las ideas de sus dirigentes.
    Me da igual que sean independentistas, masones, testigos de Jehová, miembros de la Yakuza (a veces lo parecen) o del Hare Krishna.

    Un saludo. Brillante exposición la de tu artículo. Coincido 120% con lo expuesto.

    ResponderEliminar
  7. Exacto, me gusta el futbol que hace y ha hecho casi siempre el Barsa, cuando deje de gustarme ese me iré con el que más me agrade y nada más. Gracias tío por participar.

    ResponderEliminar
  8. Yo no siempre fui del Barça. Lo que no seré nunca es independentista

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si quieres insultar, este no es tu blog. Gracias.

Entradas populares de este blog

Ya sólo me queda uno

¡Viva España!

Barcelonistas forofos