Para mis amigos, lo que me pidan.



Y esta de regalo.



Y vaya cocido que nos comimos ayer. Recorrimos el pueblo de Sagrajas, desde la misa de la mañana a la comida del mediodía y las copas de la tarde. 

Bueno, lo de la misa es para cerrar el circulo pero no es verdad. Faltó Luisito, no sabemos si con el vientre suelto o cagao por otras cosas. Quien sabe.

Pero bueno, todos no podemos estar siempre.

Los portugueses con dos huevos se presentaron otra vez. Hay que hacerles un homenaje algún día. Gracias Tere, gracias Manolo por vuestra compañía.

Que pena no poder haber aprovechado la oferta del día. 

Pero no es para dejar esas cosas en la calle todos los días. Que lo disfrute Isidro. Muchos años y con salud.

Otra más, otra alegría, un poquito más de vida. Digo yo.

Gracias amigos.

Comentarios

  1. Siempre que dejas algo de Serrat, hay que votarte positivo. No conozco a tus amigos pero siéndolo, han de ser buna gente.

    ResponderEliminar
  2. No hay nada como la familia y los amigos ;-)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si quieres insultar, este no es tu blog. Gracias.

Entradas populares de este blog

Ya sólo me queda uno

¡Viva España!

Barcelonistas forofos