Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2013

Que Dios nos coja confesados

Imagen
Ando, supongo que como el resto de españoles de este mundo, dándole vueltas a la cabeza de cómo hemos podido llegar a la situación en que nos encontramos actualmente.
Lo rápido que hemos pasado de vivir más o menos bien a estar en un sin vivir continuo.
No, no voy a decir quienes tienen la culpa de esta situación, solo voy a tratar de explicar, como es posible que treinta y muchos millones de españoles, hemos decidido que estemos así, casi sin protestar, como corderitos que llevan al matadero.
Porque la verdad es que lo que nos están haciendo es para mucho más que salir con una pancarta por el centro de tu pueblo. Al fin y al cabo, no es algo que preocupe o haya preocupado nunca  a los que ordenan y mandan aquí.
Si a eso le unimos que la gravedad de la situación no se refleja en la vida diaria, o al menos no se refleja adecuadamente. Me explico, con los datos en las manos de paro y demás, al menos teníamos que estar esperando a los que compran en el supermercado para robarles la comida. S…

Todavía no.

Imagen
Yo ya sabía que esto no había acabado todavía.
 A pesar de los ya clásicos espabilaos deseosos de que el fin de ciclo llegue lo antes posible y de los “seguidores” azulgranas que a las primeras de cambio ya tienen el derrotismo por bandera, yo sabía que dos o tres partidos malos no suponen la caída de la historia del mejor equipo de fútbol de todos los tiempos.
Y hay una sencilla razón.
Veamos, a nadie se le olvida jugar al fútbol.
Diferenciemos a los que nunca podrán jugar bien porque no saben y los que saben pero que por circunstancias de la vida tienen  rachas en las que no demuestran lo que son, aunque así y todo no tiene ni comparación con el resto.
Hace dos semanas, el Milán había apabullado al Barça, le había construido una jaula a Messi, y había conseguido con una gran estrategia derrotar a un equipo que tenía el fin de ciclo pegado al culo.
Messi estaba acabado, de Iniesta ni se hablaba, Alexis era un fichaje de mierda, caro y malo, y así una detrás de otra.
Ojo, estas opiniones n…

Gracias, Señor.

Imagen
La cosa pintaba mal, pero que muy mal.
La última semana con las declaraciones de los mandatarios españoles, intentando convencernos de como se despide a un tío y se sigue cotizando por él en diferido, no hacia más que demostrarnos que se están cachondeando de nosotros como viles tontitos del haba, como diría Antonio Alcántara.
Solo escuchar estas cosas me hacen pensar, que si en algo que conoces te la quieren meter "doblá", no me quiero ni imaginar que nos harán todos los días en cosas que no tenemos ni puñetera idea.
Mejor no pensar en ello.
Pero de repente, sin darnos cuenta, como si estuviera planeado, que no digo yo que lo esté, vive Dios, pero como si lo estuviera, la moral de los españoles ha subido hasta limites insospechados.
Se ha esfumado la tristeza, la decepción se ha ido al carajo, ya no nos afecta la prima de riesgo. Ni tan siquiera tenemos miedo a que nos quiten la extra o nos rebajen los sueldos. Ni a los desahucios, ni a la pobreza, ni tan siquiera tenemos miedo …