Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

FUNCIONARIOS y parásitos.

Imagen
Mi defensa de los funcionarios sobre el recorte que vienen sufriendo en sus carnes sigue siendo furibunda, pero tengo que hacer una serie de aclaraciones para que esto no parezca una opinión parcial e interesada y sobre todo apartar el corporativismo de nuestro lado.
Lo primero de todo es que hay que diferenciar entre funcionario (trabajador público) y el otro (parásito publico).
El gran merito del primero es trabajar todos los días sin bajar los brazos aún viendo lo que ve a su alrededor cada jornada de trabajo. Porque trabajar, dar todo lo que puede y en muchos casos más, para que las personas que nos necesitan tengan la seguridad de que sus pretensiones se van a realizar, viendo a los otros (parásitos), tocándose los huevos, tiene un mérito añadido.
La administración del Estado y Autonómicas, necesitan una reestructuración a fondo. Necesitan que alguien coja al toro por los cuernos y que se acabe de una vez por todas esa seguridad de que aunque no se haga nada de nada en cada jornada …

Estamos jodidos...

Imagen
Que los componentes de los Gobiernos no son tontos, al menos no tan tontos como para saber que las cosas hay que hacerlas lo más fáciles posibles, no admite ninguna duda.


 Ahora mismo, con la crisis galopante que nos han metido para el cuerpo, los llamados mercados financieros (¿pero esto qué es lo que es?), hay que tomar medidas de ajuste que surtan efecto lo más rápido posible. Así que se pusieron a pensar, un ratito, y enseguida sacaron la respuesta más adecuada para el momento.
 Y concluyeron, acertadamente, ¿quienes son los que aunque salgan a la calle, no le van a hacer ni puñetero caso, y en el supuesto de que lo hagan (huelga), no solo nos vamos a ahorrar la paga extra, sino que además, le vamos a descontar por cada día que falten lo que nos salga de los huevos? ¿quienes son los que con esta medida, hasta vamos a tener el apoyo del resto de los ciudadanos, y hasta puede que los corran a palos si deciden protestar?.
 Y de entre todos ellos salió el listo con la respuesta, joder, s…

Es que es muy bueno...

Imagen
"Me encanta. Para qué les digo que no, si es que sí. La cosa patriótica me trae al pairo a estas alturas de nuestra torpe Historia; y en lo que se refiere a Gibraltar, las declaraciones oficiales españolas suelen darme una risa que me saltan los empastes. Algunos de ustedes saben que llevo veinte años sugiriendo entregar el Peñón -con aguas y territorios adyacentes incluidos- a quienes saben defenderlo, y que dejemos de hacer el payaso sin fronteras de una puñetera vez. Ya vale de patrullar Somalia y Afganistán mientras hacemos el ridículo en Algeciras, donde la Armada española ni está nunca, ni se la espera en las próximas décadas. Pero eso no es obstáculo, u óbice para que la mala leche hispana me gotee por el complacido colmillo ante ciertos episodios. Al final, quieras o no, siempre tiran los viejos instintos, el espíritu tribal y la negra honrilla. Porque a ver. Si prestigiosos escritores como mi compadre Javier Marías se calientan con el Real Madrid, a ver por qué no puedo …

¡¡ Viva España!!

Imagen
Sólo han pasado 24 horas desde que el equipo de fútbol de España ha ganado la Eurocopa y ya estoy hasta la coronilla.
Cualquier cadena que enciendas de la televisión, cualquier radio que quieras escuchar, cualquier periodico que quieras leer, ahí tienes a la Roja como le dicen ahora.
No sé cuantos miles de personas se echan a la calle en Madrid a recibir a 23 tíos que han ganado en un mes más de lo que muchos van a ganar en toda su puta vida.
Encima van detrás de ellos no sé cuantos kilómetros para adularlos como dioses del Olimpo, simplemente por haberle pegado unas cuantas patadas al balón, bien dadas todo hay que decirlo, pero cuatro carreritas al fin y al cabo.
A lo mejor es que estamos faltos de alegría, pero esto joder es una alegría relativa para celebrarlo de esta manera.
Y mira que a mí me gusta el fútbol, un montón, más que a nadie, pero ni se me ocurriria irme a correr detrás del autobús para ver si uno de ellos me dice adiós.
Pero claro, mientras estos señores, los futbolistas s…