Ser madridistas o ser barcelonistas.



Como quiera que el fútbol español se ha centrado en gran parte de la población en ser seguidores del Real Madrid o del FC Barcelona, unos por gustos y otros por aquello de apoyar al que siempre gana, se me ha ocurrido escribir esto, con el fin de comentar lo que significa una cosa u otra, es decir, como creo yo que son los dos tipos de seguidores.
Y me atrevo a decir, ya desde el principio que son los seguidores blancos los más felices, y me explico.
En principio, los barcelonistas no tenemos nada que hacer por un motivo principal, que no es otro que las nueve copas de Europa. Que me diga alguien que nunca le han dicho esto antes de empezar a opinar sobre el fútbol.

Que todos los seguidores tenemos un poquito de parcialidad hacia nuestro equipo es indudable, unos más, otros menos, pero no ve lo mismo una jugada en el área de cualquiera de los dos equipos, el que sigue a los blancos que el que sigue a los azulgranas. Los que ven lo mismo, son los menos, muy poquitos que anteponen lo que ven a lo que les muestra el cristal de su partidismo o forofismo, según la medida.

Pero además, por lo general el madridista se conforma con menos. Vayámonos a los cuatro últimos años, desde la era Guardiola, que lo tenemos más fresco y además me va a servir para demostrar por qué el madridismo es más feliz que nosotros.

Hablemos de sensaciones. ¿Que se respira en el ambiente?

Sencillo, la mejor Copa del Rey de la historia, la ha ganado el Real Madrid. Fue su único trofeo hace dos temporadas, pero parecía que habían ganado todo. 

El año pasado ganaron la mejor Liga que se ha disputado nunca en España, que digo España, en el mundo entero. 

Y este año han comenzado como una bala, ganando la mejor Supercopa jamás disputada.

Y más contentos que unas pascuas, delirio en sus seguidores y números 100 y 121, repetidos hasta la saciedad. Ya han desbancado al Barça de su rachita de victorias, 14 títulos de 19 disputados, eso sí con más pena que gloria, con ayudas desde todos los estamentos nacionales e internacionales y con el nombre del arbitro del partido del Chelsea en la punta de la lengua de todos ellos.
Buscan el Balón de Oro como locos hasta que lo consigan, que lo conseguirán, porque ya no pueden con la Bota, que hasta hace poco parecía el premio más justo, por los hechos, que no un Balón que lo dan cuatro descerebrados y no tiene apoyo justo para conseguirlo.

Pues bien, y no es cachondeo, ellos están más contentos que nosotros, pero un montón más contentos, porque prevén la Décima y un futuro impresionante,ya que el pasado lo tienen presente hasta el año 1970 más o menos y el futuro lo tienen a partir de la Copa del Rey de 2010-2011, que supuso el pistoletazo de salida de una nueva era merengue.

Y por eso nos ganan, porque tienen más moral que los del Barça de aquí a Lima, no son presa del desaliento, no lo sienten a pesar de todo y yo ya escucho signos de flaqueza de muchos seguidores barcelonistas que empiezan a poner en duda la capacidad de estos futbolistas.¡Que los echen a todos como seguidores!.

 Ahí los tienes, con dos cojones, en Liga en los cuatro últimos años han ganado un partido al Barça, y  ya son los mejores, para ellos ya no existe otra cosa que ese día, por cierto, ganaron por la ley de probabilidades que había para producirse un resultado distinto a los 10 anteriores, pero no por cualquier otro motivo y menos aún, de superioridad futbolistica, que quede claro.

Definitivamente, son felices siempre que quieren, cuando no ganan, simplemente no les gusta el fútbol, y ya está, y si te pones mu pesao y quieres hablar, no tienen más que nombrarte las 9 Copas de Europa, y adiós, no sigas que no hay nada que hacer. 

Pero bueno, a mi, particularmente, me gusta más la gente feliz.

Comentarios

  1. Paco no lo has entendido aún??? El madridista nunca, nunca pero nunca Pierde!!!

    Da igual, lo que pase o como pase, ellos siempre saben como darle la vuelta (a base de bla bla bla) y quedar como poco como los triunfadores morales...

    esos son los valores del Madrid...=)

    saludos

    ResponderEliminar
  2. No te sulfures, déjalos con su felicidad portuaria (de puerto de mar, dónde los barcos van y vienen...). La realidad será la que marque el pulso de esta historia deportiva. Mañana se hablará de lo que se tiene que hablar. No hay más razón. Ellos que sigan viviendo en la inopia...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si quieres insultar, este no es tu blog. Gracias.

Entradas populares de este blog

Ya sólo me queda uno

¡Viva España!

Barcelonistas forofos