Tengo un presentimiento...

Eran otros tiempos




Que el mundo del fútbol es parte de la vida, es un hecho cierto. Que las personas tenemos nuestro corazoncito, es mucho más cierto aún. Y si le unimos a todo esto que la memoria es una característica de los seres humanos, que nos trae, por cierto, más cosas negativas que positivas, me atrevo a aventurar hoy día 10 de Mayo, como será el camino de la Selección Española en la próxima Eurocopa, si es que al final se celebra.

Vamos a explicarnos.

Teniendo en cuenta que yo por ejemplo, puedo tener los mismos pensamientos que los jugadores de la Selección, que los tengo, pues que quieres que te diga, mi integración en el grupo que forme Del Bosque, no será igual ahora que tiempos atrás.

Quedan muchos días de convivencia en los hoteles, y no es fácil olvidar ciertas cosas.

En este periodo de  tiempo se han dado cuenta que la relación de antaño entre ellos ya no es la misma.

Cuesta acomodarse y sentirse a gusto con personas que te han insultado, que te han agredido y que cuando te han llamado tramposo y drogata, no hayan movido ni un solo dedo para ponerse de tu lado.

Hablo de lo que yo sé, puede ser que a nivel particular se hayan podido arreglar algunas cosas, sobre todo porque la sombra del poder es alargada y te puedes quedar sin probar el balón si te pones a favor de los contrarios.

Y así, me parece extraño lo de Puyol, muy extraño, este que no se va del campo ni muerto, de repente, sin un solo gesto de dolor en el ultimo partido, decide operarse antes de la próxima temporada, cuando en otras circunstancias estoy seguro que hubiera aguantado hasta el fin de la temporada.

Y me temo que no va a ser el último, me temo que un par de ellos van a seguir el mismo camino. Yo haría lo mismo, yo no puedo compartir un proyecto con quien me ha dado varias hostias (sean del tipo que sea), por el mero hecho de ser del equipo contrario. No quiero compartir nada con quien me ha ofendido durante todo este tiempo como si fuera un perro cualquiera.

Y los que no tengan más remedio que ir, cada vez que se vean, recordarán, y se le quitarán las ganas de esforzarse en esta situación.

Así que como a buen entendedor, sobran las palabras, presiento un europeo vulgar como tantos y tantos años, en el que llegaremos a cuartos con suerte y que haremos un fútbol pobre y triste.

Igual que la relación de muchos de nuestros jugadores.

Pero mirad bien la foto de arriba, quizá no se vuelva nunca a repetir.

Ojala me equivoque.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ya sólo me queda uno

¡Viva España!

Barcelonistas forofos