El clásico, podría ser así?


Hoy se juega el no sé cuantos clásico de la Liga de fútbol en España. Por supuesto no hace falta decir que es un partido entre el Barcelona y el Real Madrid, lo sabemos todos .


Cuando escribo esto son las 13 horas, o sea, que faltan siete horas para el inicio del encuentro.


Los llamados dos mejores equipos del mundo se enfrentan en el Camp Nou. Con el estadio a rebosar, por supuesto hay ovación para el equipo local y silbidos contra el Madrid.


Los dos equipos comienzan el partido cada uno con su táctica y se empieza a ver un partido de alternativas y con buenas jugadas por ambas partes. El ambiente es extraordinario, sin ningún tipo de incidente, siendo las dos aficiones ejemplo de deportividad y conviviendo en la grada, cada uno animando a su equipo.


Demuestran sobre el césped una actitud deportiva e intentando con su juego vencer al contrario. 


En los banquillos, tanto técnicos como suplentes demuestran también que estamos jugando sólo un partido de fútbol.


Con estas premisas, uno de los equipos supera al contrario, que le vamos a hacer, uno de ellos tiene mejor día y supera en goles al otro, los seguidores, unos cabreados y otros contentos siguen con atención el desarrollo del partido. Para unos el reloj corre que te cagas y para otros aquello no termina nunca.


De pronto, el colegiado, ¿ había arbitro?, señala el final del encuentro, unos tristes y otros alegres se saludan en el centro del campo, cual partido de voleibol finalizado y se retiran al vestuario.


El entrenador perdedor, felicita efusivamente al ganador con un abrazo y unos comentarios al oído con una sonrisa de afecto.


En el postpartido, en las ruedas de prensa reglamentarias, los dos entrenadores analizan el partido y el perdedor felicita al contrario sin alegar nada contrario a lo que ha sucedido en el campo. 


Los periodistas que han asistido al encuentro, hacen sus crónicas hablando solamente del desarrollo del juego, analizando las jugadas del partido y destacando que su opinión es simplemente de lo que han visto sin hacer mención de posibles brujas y otras cosas externas a lo puramente deportivo. Bueno, aquella jugada pudo ser penalty, pero joder, el colegiado ha tenido que decidir en una milésima de segundo lo que nosotros hemos visto después de 200 repeticiones a cámara lenta.


En fin, se acabó, ahora a pensar en eliminar al Bayern y al Chelsea.


¿Es esto posible?. O es algo que no puede suceder nunca.


Ustedes mismos.

Comentarios

  1. Paco

    y fue casi así... porque nosostros hemos perdido.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si quieres insultar, este no es tu blog. Gracias.

Entradas populares de este blog

Ya sólo me queda uno

¡Viva España!

Barcelonistas forofos