Crónica de una mentira.


Recuerdo que cuando yo jugaba al futbol, de esto hace mucho tiempo, en la década de los 70 y 80, el único medio de que la gente se enterase de cómo se había desarrollado el partido, era leyendo el lunes el periódico, y recuerdo que muchas, muchas veces pensaba para mí que qué diferente se veía el partido desde fuera y desde dentro del campo que era donde yo estaba.
Al señor que hacia la crónica correspondiente no había Dios que le llevara la contraria, porque lo que el ponía en el periódico iba a misa, ya que nadie, por ningún medio, podía demostrar lo contrario. Yo jugaba en Tercera División, que entonces era la tercera categoría del fútbol español.
En la Primera división no creáis que era muy distinto, como mucho te echaban unos cuantos reportajes de los partidos la noche del domingo, y yo te saco un reportaje de un partido y quitando y poniendo hago bueno al que peor ha jugado, eso ya lo sabemos.
Entonces, televisaban un partido de higos a brevas y lo veían unos pocos, no todos.
Ya si me voy a años anteriores, entonces es que la cosa ya tenía que ser de traca. La historia la podían escribir entre tres o cuatro y los demás a tragar.
Con esto quiero decir que hoy en día, aún cuando se pueden ver los partidos repetidos, todas las veces que tú quieras, lo que queda es la impresión de un ratito después de acabar el partido, ya sabes, los colores, la emoción, los nervios te hacen ver cosas que si las ves después repetidas, no sabes ni como las sentiste en el momento.
Pues bien, he vuelto a ver el partido de Copa entre el Barça y el Madrid, y las sospechas que tenía de que todo el bombo montado no era tanto, se han hecho realidad.
Cómodamente sentado, sabiendo ya el resultado, me puse a ver el impresionante baño que el Madrid le había dado al Barça. Y, ¡sorpresa!, voy por el minuto 80 y aún no lo había visto por ningún lado. Por supuesto que vi a un Madrid que por primera vez desde hace cuatro años, tocaba el balón más de cuatro veces seguidas contra el FCB, cosa de otra parte totalmente lógica porque nadie duda de que tengan jugadores para hacerlo. Vi también la presión que ejercieron en todo el campo, que provocaron que el Barça no estuviese a gusto en algunos momentos.
Vi también minutos en los que el rondo del equipo azulgrana era sonrojante por la facilidad de pasar el balón de un lado a otro con precisión.
Vi también tres ocasiones del Madrid en la primera parte, un gran tiro de Ozil, espectacular desde el quinto coño que no entró de milagro y dos ocasiones más clarísimas, una porque Alves le regaló el balón a Higuain para que lo metiera y otro en el que Pinto, dentro del área se lo volvió a regalar al mismo jugador, a lo mejor para ver si en esta la metía.
Pero seguía sin ver la tremenda superioridad que se transmitió después del partido. Si pude ver los dos goles del Barça, el primero con jugada espectacular de Messi y definición perfecta de Pedro y el segundo con un tiro mucho más cerca que el de Ozil, y con un poquito más de precisión por parte de Alves.
El resto, muchos cortes en el juego, alguno que se mereció ir a la ducha antes del descanso, pero bueno, esto no es importante.
En el segundo tiempo comenzó con el Barcelona muy cómodo, jugando sin apuros, hasta que el Madrid en una buena jugada marcó su gol por medio de Cristiano, buen gol.
Por suerte para el Madrid y desgracia para los catalanes, Piqué decidió echar una manita y ante un despeje absurdo que choca en la cabeza de Callejón, este, por arte de magia va justo al sitio donde estaba Benzemá desmarcado y se produce el empate a dos.
Lógicamente hay diez minutos posteriormente, que el Barça pierde un poco el coco y aunque no se producen jugadas de gol claras, en el ambiente se temía la posibilidad de que en cualquier jugada se perdiera lo que se había ganado entre los dos partidos. Pero, pasado este tiempo nada de nada del Madrid, ni tan siquiera la posibilidad clara de darle la vuelta a la tortilla, bueno, un penalti como la catedral de Burgos a Alexis y un gol claro de Pedro solo delante del portero que se la envió a las manos.
Conclusión, un partido más interesante que los diez anteriores jugados entre los dos equipos, con un Madrid, no mejor, sino como tiene que ser, un gran equipo, y un Barça que entre la caraja inicial de algunos y la sensación de superioridad que tiene que cuidar en otros partidos, se complicó una eliminatoria que debería haber sido más cómoda de lo que fue.
Hombre, yo no creo que antes hubiera periodistas como los que hay ahora, pero ante la duda, y sin poder comprobarlo, lo mismo la historia del futbol la han escrito entre unos cuantos y lo que sucedió durante tantos años y lo que ellos contaron no se parece ni por el forro.
Desde ahora, ya estoy convencido de que no me creo nada de lo que escriban estos juntaletras y sólo haré caso de lo que yo vea con estos ojitos y viéndolo otra vez, porque hasta tu mismo te engañas si la opinión te la forjas con la sensación del partido en directo.

De las opiniones sobre el arbitro, es que ni entro porque eso ya es de Juzgado de Guardia. No hay mejor manera de defenderse que atacando, eso si, con mentiras.
De todas maneras para saber como se desenvuelven los de negro teneis unas opiniones que son la reoca. Sí, en el blog de Carlos, un fenómeno.
carlosdezaragoza.blogspot.com

Comentarios

  1. así es paco, yo me he cansado de decirlo... una cosa es lo que pasa y otra el Futbol ficción que nos cuentan....

    luego se van por el mundo y pasa lo que pasa... ;D

    Yo estube a punto de dejar pasar lo de los errores arbitrales, pero al final me pudo más el genio hahahah

    Muy acertado lo de hace 30 años, menos inmediatez, menos informacion... pero mucho mas veraz..

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me parece que están al borde del colapso colectivo. Ya no saben que alegar para justificar sus continuas derrotas. Con lo fácil que es admitir la realidad e intentarlo otra vez.... en fin.

      Eliminar
    2. calla calla, que ahora con el cuento de los 7 puntos, esta sacando todo el arsenal que tenian engullido, por que no les quedaba mas remedio, lo que vamos a aguantar ahora, sera la "ira de los resentidos" en su maxima expresión.

      Dales tiempo y veras...

      Saludos Paco

      Eliminar
  2. Paco, a mi me pasó lo mismo. No lo ví en directo, pero lo sufrí radiofonicamente (que también les vale) y a trompicones. Todo lo que llegó desde la tv y la prensa me sorprendió (no podían haber cambiado tanto las cosas), y como era escéptico, decidí ver el partido entero tranquilamente..., y no podía creermelo...¿baño, qué baño?, en todo caso regalos defensivos, nervios tontos, ceguera arbitral y exceso de confianza, pero el Madrid era el mismo equipo ramplón que basa todo su juego en el acierto de sus estrellas... nada más. Pero tú lo has dicho mejor que yo. Me ha gustado el enfoque, el dato histórico y lo demás. Ahora, como dice Weed la que nos espera con los 7 puntos, y me temo que va a ser muy complicado enjugarlos aunque quede media liga...ya veremos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si quieres insultar, este no es tu blog. Gracias.

Entradas populares de este blog

Ya sólo me queda uno

¡Viva España!

Barcelonistas forofos