¿El gran...... debate?



Anoche, tras pensármelo muy mucho, decidí ver el debate de los cabecillas de los dos grandes partidos del país.

Empiezo por decir, que como siempre, el grado de frustración que se te queda es impresionante, dos personas que van a ser las que decidan el futuro de este país (si es que no está ya decidido) soltando más de lo mismo es decir, nada de nada.

Como dice un amigo mío, hasta que no nos demos cuenta de que los políticos son simples gestores y administradores de nuestro dinero, y no lideres de algo como ellos dicen, no tenemos nada que hacer.
Aquí nadie sabe ni lo que ganan, ni lo que trabajan, ni tan siquiera si van con la ilusión de ser útiles para todos los que los mantenemos en esos sillones que tanto les cuesta abandonar.

Porque, si por ejemplo, uno acusa al otro de darle dinero público a los bancos y el otro suelta que no han dado ni un duro. ¿A que juegan? ¿Es posible que esto suceda? ¿Es posible que digan lo contrario y no demuestren nada?. La única sensación que me queda es que crean que somos gilipollas, claro que en parte tienen razón, lo somos pero porque queremos, porque nos va mejor ir de tontos y no pagar, que ir de listos y hacerlo.

No creo que sea tan difícil saber que en este país existe una cosa que no se puede nombrar porque quita votos, lo que supone no acceder a la poltrona y revolcarse en ella cual cochino en el barro. Saben de sobra, que un pellizco importante de dinero se va con el fraude que existe en España.

Los latinos, por los genes o por tradición, (esto último es lo más seguro) queremos tener siempre lo que tiene el vecino, si yo defraudo a Hacienda pregunto como lo has hecho para hacerlo yo también, si accedo a una beca lo mismo, si cobro el paro veo como puedo engañar para que entre algo para pagar la hipoteca por la cara, aunque me cueste estar un año sin cotizar para que no me cojan. Así que, lo que en otras culturas seria motivo para denunciar al susodicho, en la nuestra sirve para unirnos al carro y seguir chupando de la teta.

Pues, ¿hablaron algo de esto?. Nada, absolutamente ni una palabra. Imaginaros por un momen to la cantidad de ahorro, y la de puestos de trabajo que se crearían, primero formando a gente que sepa perseguir esto, obligando por un lado a pedir solo lo que te corresponda por tu situación y además a obligarte a cotizar por lo que estás haciendo bajo cuerda para que no te pillen. No me atrevo ni a calcular los millones de ahorro. No lo sé, pero muchos.

Mientras tanto seguimos sumergidos en la crisis, una crisis que ha representado la perdida de poder adquisitivo desde 1983 hasta hoy de un 48 por ciento a los funcionarios públicos, mientras a otros solo les ha llegado desde hace tres años.

Una crisis, en la que una importante Caja de Ahorros extremeña despide a no sé cuantos trabajadores y mientras se construye un edificio que no va a utilizar por un porrón de millones de euros.

Una crisis en la que un montón de empresas despiden a miles de trabajadores y se quedan de rositas, sin pagar un duro de indemnizaciones ni salarios y siguen trabajando a puerta cerrada con los familiares y amigos, claro que está la teta para compensar parcialmente a los pobres trabajadores. Y así podría estar paginas y paginas de cosas increíbles, y mientras tanto, estos, los de ayer y un sequito impresionante de asesores y asesoras, gastándose lo que no tenemos en comidas, desayunos, meriendas, cenas, viajes, hoteles, publicidad y demás zarandajas, para soltarnos, el uno, que ahora lo va a hacer mejor y el otro para decirnos que tiene un plan para sacarnos de la mierda, pero sin decir de qué plan se trata.

Al administrador de mi Comunidad lo hemos echado a la puta calle por mucho menos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ya sólo me queda uno

¡Viva España!

Barcelonistas forofos