Mamá, cuidamelo por favor....


Cuando hace bastante tiempo, mi hermana Lupe me hizo firmar en una servilleta, que los hijos son para los padres, que los nietos son para un ratito y de vez en cuando, y todas esas cosas que se me ocurrian a mi, no me imaginaba que me las iba a tragar unos añitos después, si, justo cuando nace el mierdina de Guille y desde ese momento se me caen todos los principios fundamentales de la notita de marras.

 
Y es que lo del nieto tiene migas, reconozco que estoy agilipollado perdido, que se me cae la baba con el jodio niño, que me tiene sorbido el seso y que estoy contento por ello.


Asi, que una vez reconocida mi culpa, aunque haya tardado un año en hacerlo publicamente, precisamente el año que acaba de cumplir Guille, al que por cierto, tengo que empezar a enseñarle el himno del Barsa, porque claro, si hay algo que no le perdonaria nunca es que fuera del Madrid, bueno, a él a lo mejor sí se lo dejo pasar.



Pues desde aqui, sólo animo a los padres a que lo eduquen como es debido, que no lo conviertan en un niño mimado, que para eso ya está el abuelo, que es el que le dará todos los caprichos que me salgan de los mismisimos, y a quien no le guste, ajo y agua.

 
Y tú Toni, no te rias que eres peor que yo.


¡¡FELICIDADES GUILLE!!

Comentarios

  1. Que razón tienes, aunque no lo querramos, al final nos tiene cogidos por los c... ¡jodidas criaturas!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si quieres insultar, este no es tu blog. Gracias.

Entradas populares de este blog

Ya sólo me queda uno

¡Viva España!

Barcelonistas forofos